Relato “Construcción del paraíso” ganó Categoría Puerto en concurso Cuéntame Valparaíso 2015

  • Certamen organizado por la UV y El Mercurio de Valparaíso vivió el cierre de su séptima edición, como es tradicional, con el activo respaldo de Puerto Valparaíso.

 

El relato “Construcción del paraíso”, de Daniel Rodríguez, se alzó como el cuento ganador de la Categoría Puerto, que por tercera vez consecutiva replica la Empresa Portuaria Valparaíso, en el marco de la séptima versión del concurso de cuentos y cortometrajes “Cuéntame Valparaíso”.

Esta iniciativa, organizada por El Mercurio de Valparaíso y la Universidad de Valparaíso con el apoyo de diversas entidades –entre ellas el Consejo Regional de la Cultura, el Club Santiago Wanderers, la Municipalidad de Valparaíso, IST y Puerto Valparaíso- vivió su cierre en una ceremonia realizada en el Salón del Honor del edificio consistorial porteño, ocasión en que se dieron a conocer los ganadores de las diversas categorías.

Así, en la categoría libre el ganador fue el cuento “Estado de sitio”, de Andrés Urzúa, mientras que Laura Liberona con “Mirando hacia arriba” venció en la categoría escolar. Por otra parte, el cuento “Galería Pajarito” de Rolando Godoy se adjudicó el primer lugar en la categoría historias wanderinas, mientras que el cortometraje “De poesía”, de Pablo Ábrego se alzó como ganador en esta inédita área del certamen.

Fueron casi 3 mil los relatos participantes en esta nueva versión del concurso, destacando además una alta participación de porteños y porteñas en las plataformas digitales del “Cuéntame”, quienes en su mayoría escogieron al relato “Barrendero”, de Pascal Arriagada como el favorito del público.

Según destacó en la ceremonia el alcalde Jorge Castro, este tipo de eventos son un gran aporte para el desarrollo del lenguaje y crecimiento de los jóvenes de la ciudad. “Es una gran iniciativa que ya lleva siete años y la que vimos nacer donde se invitaba en estos 150 caracteres contar Valparaíso. En esta séptima versión, se ha recorrido una cantidad importante de participantes sobre los 1.000. Quiero  felicitar una vez más a todos los que se han asociado a vivir Valparaíso intensamente, porque aquí está la impresión de la dueña de casa, de los estudiantes y de toda la comunidad de Valparaíso”, expresó el jefe comunal.

Cristian Calvetti, gerente de asuntos Corporativos de Puerto Valparaíso, indicó que “es gratificante ver cómo instituciones muy distintas convergen en generar oportunidades para que se exprese la imaginación y creatividad de los ciudadanos de Valparaíso. Para nosotros es un motivo de satisfacción, de gratificación, al ver esta ceremonia, la convocatoria que tuvo este concurso, el número de participantes, la calidad de los cuentos”.

Finalmente el rector de la UV, Aldo Valle, afirmó que las universidades “deben estar al servicio de las necesidades y desarrollo de la cultura en el sentido más amplio. Y esto implica ampliar la convocatoria que hace la universidad no solo a quienes vienen a estudiar diversas carreras sino también en este caso a integrarse a una actividad cultural por excelencia como es un concurso de cuentos y cortometrajes que está ya en su séptima edición y que ahora ha tomado además el nombre de festival. Impulsamos esta actividad porque las ciudades no son solo sus edificios, sus calles, sino también lo que sus habitantes se representan, lo que imaginan de esas calles, de las escaleras, las subidas y bajadas que forman la ciudad de Valparaíso”.

 

CUENTO GANADOR CATEGORÍA “PUERTO”

 

Construcción del Paraíso

Hace mucho tiempo hubo un personaje que quiso construir el paraíso a orillas del mar, así que comenzó poco a poco armando un puerto donde los pescadores pudieran trabajar. Con el tiempo comenzaron a llegar bellas mujeres y esforzados hombres en busca de una mejor vida, así que tuvo que levantar cuarenta y dos cerros donde les dio Esperanza, Alegría y Placeres. Tardaron varios meses para situar una Playa Ancha con arena blanca y muchas casas a su alrededor con tal que los nuevos habitantes tuvieran un hogar donde llegar. Con ayuda de los demás, armaron una Cordillera para que pudieran subirla y ver los atardeceres. De Europa trajo unos ascensores para que los ancianos pudieran subir fácilmente hasta sus casas. Con el pasar del tiempo, este emblemático personaje envejeció y murió, dejándoles todo su trabajo y construcción a las personas que habitaron este lugar, al cual llamaron Valparaiso.