EPV y UV acuerdan alianza para potenciar proyectos de innovación, investigación y tecnología

  • Rector Aldo Valle y gerente general del puerto firmaron convenio de colaboración que potenciará el trabajo entre ambas instituciones.

 

El rector de la Universidad de Valparaíso (UV), Aldo Valle y el director de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica (ICO) de la misma casa de estudios, Sergio Bidart, se reunieron este viernes con el gerente general de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), Franco Gandolfo, con quien establecieron un importante convenio de colaboración, que tendrá una duración de cuatro años y que formaliza el trabajo que se ha venido desarrollando con la universidad.

Entre algunos de los alcances del convenio destacan el acuerdo de desarrollar de forma conjunta proyectos de carácter académico, científico y cultural; el apoyo en la generación de proyectos de título y prácticas profesionales; desarrollos de proyectos de investigación, innovación y transferencia tecnológica; colaboración en materia de innovación curricular; colaboración científica en desastres naturales; y colaboración en la realización de seminarios, congresos, ferias, publicaciones, entre otros.

En la oportunidad, por parte de la UV también estuvo presente David Jamet, decano de la Facultad de Ingeniería; Eva Madrid, vicerrectora de Vinculación con el Medio; Roberto Prado; secretario de la Facultad de Ingeniería; Max Hardy, jefe de Carrera Ingeniería Civil Oceánica; Jorge Pérez, representante del Centro de Estudiantes ICO; David Carrillo, director de Extensión y Comunicaciones; además de Marcelo López, gerente de Comunicaciones y Vinculación y Juan Marcos Mancilla, gerente (i) de Desarrollo y Concesiones, por parte de EPV.

Referente a la concreción de esta alianza con la UV, Franco Gandolfo, gerente general de EPV, la destacó como “un logro, en el sentido que nos permite darle continuidad a un trabajo que se ha venido desarrollando para acercar de mejor forma la actividad portuaria, tan importante para la ciudad de Valparaíso, a otra de las vocaciones de nuestra ciudad como es la universidad. Esto nos va a permitir que los profesionales conozcan desde antes el mundo empresarial y a qué se van a enfrentar en lo profesional”.

“Las universidades tienen muchas especialidades que pueden incidir en mejorar el desarrollo portuario en sus distintos ámbitos, como tecnología, logística, transporte, medio ambiente y otros, y por lo tanto, esperamos poder extender estos alcances, para no solo poder desarrollar un mejor puerto y un mejor territorio, sino también una mejor ciudad, en donde nuestros profesionales tengan mejores oportunidades para desarrollarse en Valparaíso”, agregó el ejecutivo.

Al respecto, Aldo Valle, rector de la UV, destacó la concreción de este convenio de colaboración que viene a “suscribir formalmente un acuerdo en que las instituciones comprometen recíprocamente su confianza para generar una sinergia en una serie de aspectos de desarrollo en común. Para la UV es desde luego una oportunidad que sus estudiantes y académicos puedan desarrollar actividades con un mejor estándar desde el punto de vista académico y de la industria. En ese sentido, es un honor suscribir este convenio porque es a su vez un reconocimiento por parte de la empresa en la contribución que puede hacer la universidad”.

La autoridad académica agregó que “hemos suscrito este convenio con el entusiasmo y la esperanza de que hay una oportunidad para nuestros estudiantes, pero también porque nos ponemos al servicio de lo que la empresa pueda requerir de la universidad, no solo a partir de la Escuela de Ingeniería Civil Oceánica, sino también de las otras disciplinas y saberes que se cultivan en la Universidad de Valparaíso”.

Por su parte, Sergio Bidart, director de la Escuela ICO, “este es un convenio que tiene dos visiones, una académica en donde la industria nos debe dar insumos para formar profesionales y poder actualizarnos con lo que está pasando en la realidad; y por la otra, tiene que ver con el apoyo científico tecnológico, es decir usar todas las capacidades académicas de la universidad en relación con los problemas del puerto que finalmente son del país. Este es un convenio que materializa actividades que ya se venían haciendo en los últimos 10 años, lo que nos permite formalizar una relación de sinergia”.