Valparaíso recibe dos cruceros desviados desde San Antonio debido a fuertes marejadas

  • Azamara Pursuit y Costa Deliziosa recalaron en Valparaíso, a los que se le suman Amera y MSC Magnifica que arriban viernes y domingo respectivamente.

El puerto de Valparaíso se ha caracterizado históricamente por su condición de seguridad, logística y sostenibilidad de las operaciones, además de sus aguas protegidas y fue principalmente debido a esta última característica que dos cruceros debieron ser desviados desde San Antonio a Valparaíso debido a las fuertes marejadas.

Los cruceros que recalaron finalmente en las costas de Valparaíso fueron Azamara Pursuit, de 181 metros de eslora, el que llegó al sitio 4-5 de TPS con más de mil visitantes a bordo; nave que además volverá a nuestra ciudad el 17 de marzo. El segundo, fue el crucero Costa Deliziosa, de 294 metros de eslora, el segundo más grande de la temporada  -junto al MSC Magnifica- arribó durante horas de la tarde al sitio 1 de TPS con 1.906 pasajeros y 898 tripulantes.

Estas dos embarcaciones se sumaron a Amadea, crucero de la compañía Phoenix Raisen, de 193 metros de eslora, que recaló en TCVAL y trajo consigo cerca de 1.500 visitantes. Es así como esta semana se posicionó como un periodo positivo para la reactivación económica de nuestra ciudad puerto, donde resultan importantes, para entregarle energía al rubro del turismo en la comuna, las embarcaciones que llegan con pasajeros.

Franco Gandolfo, gerente general de Puerto Valparaíso, destacó lo sucedido indicando que “siempre será positivo para Puerto Valparaíso aumentar el movimiento de carga y por supuesto las recaladas de cruceros que tanto bien le hacen al turismo de nuestra ciudad, al comercio local y a su promoción internacional. Desde este punto de vista, es una muy buena noticia la llegada al Terminal 1 de Puerto Valparaíso de las naves Azamara Pursuit y Costa Deliziosa a raíz de los problemas surgidos por las marejadas en la costa central del país”.

Asimismo, enfatizó en que “es muy necesario destacar las condiciones particularmente positivas de Puerto Valparaíso que, gracias a su bahía, Molo de Abrigo y, por ende, a sus aguas protegidas, mantiene continuidad operativa durante todo el año sin verse afectado por condiciones de marejadas, la que se suma el alto nivel de seguridad, logística y sostenibilidad de las operaciones que realizamos junto a nuestros concesionarios y comunidad portuaria. Puerto Valparaíso se ha caracterizado -en el último tiempo- por la calidad de atención que entrega a las naves y continuaremos trabajando intensamente junto a toda la comunidad portuaria y sus trabajadores para mantener y mejorar nuestros estándares de atención”.

Finalmente, el gerente general de Puerto Valparaíso acotó que “el arribo de estas dos naves es un reconocimiento a estas condiciones y al buen trabajo que se está realizando en Puerto Valparaíso por el conjunto de actores y eleva la cifra de recaladas en esta temporada a 29, lo que es bueno destacar””.

Por su parte, Xochitl Poblete, encargada de la Dirección de Turismo, explica que “la Temporada de Cruceros se ha desarrollado con normalidad e incluso ha sido capaz de recibir a cruceros que no estaban programados, debido a las difíciles condiciones climáticas de San Antonio. Esto habla muy bien de la coordinación intersectorial y el trabajo de VTP, quien ha recibido a estos pasajeros. Por nuestra parte, hemos dispuesto puntos de información turística para recibir a los visitantes y entregarles toda la información necesaria para recorrer la ciudad de manera segura”.

Visión similar posee Ricardo Doberti, gerente de Operaciones de VTP, quien indicó que “bueno obviamente las marejadas en San Antonio nos han hecho un gran favor. Han permitido que lleguen hoy día el Azamara con 800 pasajeros de desembarque y hace un rato nos han confirmado la recalada para las 21:00 horas de Costa Deliziosa, un barco que viene con aproximadamente 1.900 pasajeros, todos de tránsito que estarán haciendo tour durante el día de mañana, además de los que estarán visitando Valparaíso”.