Puerto Valparaíso mantiene la continuidad operacional y atención de naves en cuarentena

•    Coordinación con las autoridades marítimas y de salud, concesionarios, servicios, empresas y trabajadores ha sido clave para enfrentar la contingencia sanitaria por el Covid-19.

Desde enero de este año, cuando se recibieron las primeras alertas del avance en el mundo de la pandemia del Covid-19, la Empresa Portuaria Valparaíso inició las coordinaciones necesarias para resguardar la salud de todos quienes cumplen funciones presenciales en la cadena logística y, de esta manera, mantener la continuidad operacional de los terminales para asegurar el abastecimiento de la macrozona central de país durante esta contingencia sanitaria.

Medidas preventivas de higiene, distanciamiento social, charlas informativas e implementación del teletrabajo fueron algunas de las determinaciones que se adoptaron en un principio y que, con el paso de las semanas, se fueron sumando otras que permiten -al día de hoy- tener implementado un cordón sanitario logístico que busca evitar presuntos contagios al interior de las instalaciones y poder detectar de manera temprana eventuales casos de coronavirus.

De esta manera, y como actividad esencial, Puerto Valparaíso ha mantenido inalterables sus condiciones de operación de tal manera de permitir la continuidad del abastecimiento de la macrozona central del país. Por lo que, en este periodo de cuarentena, toda la cadena logística portuaria ha seguido en funcionamiento, aplicando todas las medidas necesarias para resguardar la salud de los trabajadores del sistema marítimo, portuario y logístico, y de otros actores que cumplen actividades presenciales dentro del sector portuario.

Franco Gandolfo, gerente general de Empresa Portuaria Valparaíso, manifestó que “Puerto Valparaíso ha centrado su preocupación durante este primer semestre del año 2020 en aplicar, junto a sus concesionarios, a las autoridades, y en conjunto a todos los actores del sistema, todas las medidas preventivas necesarias para cuidar la salud de sus trabajadores y mantener la continuidad operacional del sistema portuario. Es así como desde marzo se ha implementado un cordón sanitario logístico que tiene como fin, por un lado, proteger a quienes se desempeñan de manera presencial en el sistema portuario y, por otro, detectar posibles casos o sospechas de contagio de manera de poder aplicar las acciones necesarias”.

El alto ejecutivo de EPV agregó que “todas las acciones implementadas desde hace ya varios meses han permitido enfrentar de buena manera la cuarentena territorial obligatoria dispuesta para Valparaíso. Como Empresa Portuaria hemos mantenido una estrecha colaboración y coordinación con las autoridades regionales, tanto de Intendencia, como autoridades de Salud y del ámbito de la seguridad Marítima, al igual que con los trabajadores, para hacer frente este periodo y preservar la continuidad operacional del puerto”.

CORDÓN SANITARIO LOGÍSTICO
Este cordón sanitario logístico se divide en tres áreas: sanitización de camiones y control de temperatura en la Zona de Extensión y Apoyo Logístico (ZEAL), ubicada en la parte alta de Valparaíso; El resguardo y cuidado de todos quienes ingresen a cumplir funciones presenciales a los terminales administrados por TPS y TCVAL; y, como tercer control, la inspección por parte de la Armada y Salud de todas las naves y sus tripulaciones que llegan al puerto, acción que se realiza previo al inicio de las faenas de transferencia de carga.

Esta coordinación, que ha contado con la colaboración de los trabajadores y de todo el sistema portuario de Valparaíso, ha permitido atender a más de 150 naves entre los meses de enero y mayo de este año, implicando un movimiento superior a los 146 mil camiones por ZEAL, Acceso Sur, los dos terminales y sus ocho sitios.

Gandolfo destacó que las medidas “se han trabajado con un sentido de co-responsabilidad junto a los propios sindicatos de trabajadores portuarios, teniendo en ellos aliados importantes en la revisión y reforzamiento de planes sanitarios, preventivos y en la difusión de las medidas en el marco de la contingencia. En este sentido, desde marzo se activó una mesa de trabajo donde están los trabajadores, la Autoridad Marítima, TPS, TCVAL y EPV. A ello se suman, por supuesto, acciones adoptadas por nuestros otros dos concesionarios:  ZEAL, como nodo de control, coordinación y fiscalización, para el ingreso y salida de las cargas de Puerto Valparaíso, y VTP, nuestro concesionario para la atención de pasajeros”.

El gerente general de EPV también resaltó el apoyo que se ha entregado a los trabajadores portuarios eventuales y que se traduce en un aporte de 2.259 cajas con alimentos gracias a la coordinación con Terminal Pacífico Sur (TPS) y Terminal Cerros de Valparaíso (TCVAL), además de Ultraport y OPVAL, en coordinación con los sindicatos marítimo-portuarios. Esta acción ya se realizó en mayo y junio, y corresponde una tercera fase en julio.