Subsecretaría de Economía destaca a EPV por cumplimiento en Sello Pro-Pyme

•    Iniciativa gubernamental, impulsada desde el año 2012, finalizará a fines de este año debido a la entrada en vigencia de la ley 21.131 que fija los plazos de pago a proveedores.


En una carta dirigida al gerente general de la Empresa Portuaria Valparaíso, Franco Gandolfo, el subsecretario de Economía y Empresas de Menor Tamaño, Esteban Carrasco, felicitó a la estatal por la permanente colaboración, permanencia y cumplimiento del Sello Pro-Pyme, iniciativa que invita a las empresas del país a pagar en un plazo no mayor a 30 días a todos sus proveedores de menor tamaño y que, además, sean sometidas a una auditoría externa anual para certificar los cumplimientos.

En este sentido, EPV ha sido parte del Sello Pro-Pyme desde sus inicios en el 2012, renovando su compromiso todos los años e incorporándolo como uno de los pilares fundamentales en la gestión administrativa y financiera. Situación que no ha sido distinta para este 2020, ya que la Subsecretaría mantuvo vigente esta iniciativa para la estatal.

“Quisiera felicitar la permanencia de su entidad en esta iniciativa, agradeciendo toda la colaboración y disposición que han presentado tanto usted como su equipo de trabajo, para contribuir con este programa que permite a vuestras empresas proveedoras de menor tamaño contar con sus recursos a tiempo”, señaló el subsecretario en la misiva. 

Además, la autoridad de gobierno reconoció que la Empresa Portuaria Valparaíso fue capaz de “entender tempranamente la importancia y consecuencias que tienen, para la continuidad y crecimiento de las pymes, las buenas prácticas de pago y el esfuerzo realizado al modificar sus propios procesos internos para generar el pago oportuno a sus proveedores pyme. Así mismo, valoramos su visión, al considerar a sus proveedores como socios estratégicos y les invitamos a continuar desarrollando buenas prácticas que permitan entender a la empresa como un lugar para el desarrollo de las personas, principalmente”. 

CAMBIOS
Esteban Carrasco aprovechó la oportunidad para informar al gerente general de EPV, que debido a la Ley N°21.131, que establece el pago a 30 días y su reciente modificación mediante Ley N°21.193, que adelantó la entrada en vigencia de dicho plazo al 1 de abril del 2020, “el Sello Pro-Pyme, tal como existe hoy, pierde el sentido de fomentar el pago oportuno a las empresas de menor tamaño, ya que éste pasa a ser obligatorio para todas las empresas”. 

En ese sentido, se señala en el documento, “el Ministerio se encuentra actualmente trabajando en un nuevo programa, que vaya mucho más allá del pago oportuno para transitar hacia una nueva economía social de mercado, que ponga en el centro a las personas, incorporando a la gestión de las empresas las mejores prácticas de negocios. El objetivo es que el nuevo instrumento sirva para propiciar y reconocer a las empresas que generen impactos positivos y cuantificables, en cuatro ejes: colaboradores, clientes, proveedores y el cuidado del medio ambiente”.